angel

Por: Ángel Ramírez Hernández

Maestro en Periodismo Político, Miembro Fundador y Past Presidente del Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo, A.C.

Chetumal Quintana Roo, 24 de febrero del 2017. Una luz en el camino pareciera iluminar el futuro incierto de la Biblioteca Pública Central de Quintana Roo, “Lic. Javier Rojo Gómez”, ubicada en la esquina donde confluyen las avenidas Miguel Hidalgo y Primo de Verdad, de Chetumal la ciudad capital, cerrada y abandonada en octubre del 2015, debido a los daños estructurales que evidenció el edificio inaugurado el 23 de marzo de 1983, tras un aguacero.

Desde esa fecha la institución emblemática  que opera una red estatal de 55 recintos bibliotecarios, adscritos a una Red Nacional, testigo de acontecimientos trascendentes como encuentros regionales de historia, ferias de libros, recitales de poesías y conciertos musicales, no solo fue abandonada por la Secretaría de Educación y Cultura del Estado, si no de los propios quintanarroenses que con su falta de interés, no han hecho nada por rescatarla de la oscuridad que hoy en día la cubre. El pasado martes 21 del mes en curso, un grupo de rotarios, pertenecientes a los clubes de Chetumal, México y Newark, New York, se reunieron en sesión rotaria, con la Subsecretaria de Cultura del Estado, Jaqueline Estrada Peña y parte de su staff, para consolidar voluntades y esfuerzos que consoliden a más tardar a fines de este año, el rescate de la biblioteca central de Quintana Roo, organismo público que de acuerdo a la Dirección General de Bibliotecas, de la Secretaría federal de Cultura, debe existir en todas las capitales de los estados en el país. Misma Secretaría que define la normativa técnica para el funcionamiento de las bibliotecas públicas y proporciona el acervo catalogado, el edificio, mobiliario y personal  corresponde a los gobiernos locales.

Rotarios y autoridades estatales recorrieron el inmueble de manera conjunta, constatando no solo fallas estructurales, sino el abandono total del edificio, dentro y fuera de él. Entre las fallas, se percibe a simple vista el desprendimientos de los plafones modulares por despostillamiento de los recubrimientos de concreto, que pone al descubierto las varillas de acero corroídas por el óxido, también se observa la pérdida de casi la totalidad de los más de 60 mil volúmenes de libros y periódicos de la hemeroteca que ahí se resguardaban, así como mobiliario y equipo tecnológico.

Como parte del rescate, la Subsecretaria de Cultura del Estado, Jaqueline Estrada, presentó a los rotarios de Chetumal y Newark un proyecto dónde el organismo estatal propone de manera temporal, el traslado de las funciones de la Biblioteca “Lic. Javier Rojo Gómez” al Centro Cultural de las Bellas Artes, ubicado en la avenida Héroes, en tanto se define la reconstrucción del edificio de la avenida Hidalgo, trabajos que por el estado que presenta y el burocratismo pudiera prolongarse un par de años.

La respuesta rotaria fue inmediata, tras recorrer el espacio dónde se ubicará la nueva sede en el Centro Cultural de las Bellas Artes, se comprometieron a invertir y gestionar recursos internacionales de Rotary para dotar de manera conjunta con la Subsecretaría de Cultura, de tecnología a la nueva sede bibliotecaria, una sede que se pretende sea moderna digna de los nuevos tiempos. Actualmente Quintana Roo es el único Estado del país que no cuenta con una Biblioteca Pública Central, sin embargo continua recibiendo acervo bibliográfico del catálogo federal. Los libros que se pudieron rescatar y los recientes, se habla de cerca de dos mil ejemplares, están actualmente al servicio de los usuarios, en las instalaciones del Museo de la Cultura Maya y la Escuela Estatal de Teatro y Artes Plásticas.

Durante más de 40 años la Biblioteca “Lic. Javier Rojo Gómez” atendió un total de cinco mil usuarios diariamente, en su mayoría niños y jóvenes, este año, el 23 de marzo cumplirá 42 años. Habitantes de Quintana Roo deben sumarse al rescate de este emblemático edificio, el primero en su tipo en la entidad, Quintana Roo merece esto y más.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.