Por: Esteban Guarneros Aragón

Miembro del Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo

¿A favor o en contra de quiénes?

Chetumal, Quintana Roo a 15 de abril de 2017.-Los encabezados de la prensa y redes sociales dieron a conocer hace un par de días que el Partido de la Revolución Institucional (PRI), respaldaba las acciones del gobierno de Carlos Joaquín, que la reunión del partido revolucionario con el gobernador de Quintana Roo, fue una acción para beneficiar el crecimiento ordenado de la entidad, así lo declaró su presidente estatal Raymundo King de la Rosa.

Claro, los ciudadanos mortales como usted y yo no logramos entender ésta reunión de un “líder” partidista con un gobierno contrario a sus colores, sobre todo cuando todavía en el mes de noviembre del año pasado King de la Rosa reclamaba y exigía, al gobierno actual, dirigiéndose a su secretario de gobierno Francisco López Mena, que no se entretuviera en “politiquería y mejor le apueste a la gobernabilidad de Quintana Roo, […] su indolencia no le permiten ni atender, ni resolver el principal problema que son los despidos injustificados, el terrorismo laboral, la inseguridad y el notable descenso en el arribo de turistas” –afirmaba King de la Rosa seguro de lo que decía-.

Cuatro meses y días después su postura cambiaría. Ahora se reúne con el gobernador del Estado Carlos Joaquín González, el propio secretario de gobierno Francisco López Mena al que reprochó, y manifiesta en dicho encuentro, que “el PRI cierra filas en favor del bienestar de los quintanarroenses, en un acto institucional a la investidura estatal que representa el ejecutivo”, y afirma King de la Rosa que el partido revolucionario institucional se sumará a los trabajos del gobierno actual para dar fortaleza y engrandecimiento a Quintana Roo.

¿Qué opinarán los despedidos al gobierno de Carlos Joaquín y del PRI estatal?

Según datos en la prensa y testimonios de afectados, la mayoría de los cientos de despedidos en el gobierno actual de Joaquín González fueron priístas, así también lo manifestaron diversos líderes y representantes corporativos del PRI, que le reclamaron al gobierno actual su actitud revanchista, entre ellos Raymundo Kin quien dijo, en su momento, que era “preocupante el número de […] trabajadores de dependencias estatales en los municipios de Othón P. Blanco, Cozumel, Solidaridad y Bacalar que perdían su trabajo, o eran afectados ante el terrorismo laboral empleado por las nuevas autoridades”.

Ahora ese reclamo ya quedó en el olvido con éste nuevo acuerdo donde el PRI “cierra filas” con el gobierno de Joaquín González, habría que preguntar a los cientos de despedidos de la administración estatal y de las decenas de personas expulsadas de las oficinas del PRI que opinan al respecto.

¿El partido MORENA preocupa al gobierno y partidos políticos de Quintana Roo?

Más allá del encuentro fraterno y adherente del líder del PRI con el gobernador Carlos Joaquín González, se entrevé un “cierra filas” no para beneficiar el crecimiento de la entidad, ni para tener paz social que nos lleve al desarrollo económico vertiginoso como lo publica King de la Rosa, sino más bien un “cierra filas” en contra del partido del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), que en los últimos meses viene sumando adeptos de diversos partidos políticos e independientes.

En el mes de enero del presente año un grupo de priístas renunciaron a su partido y se incorporaron al MORENA, el grupo estuvo conducido por un notorio priísta de nombre Eduardo Ovando Martínez; de igual forma la semana pasada otro grupo encabezado por otro ascendido priísta Efraín Taleno Canul, renunciaba al Partido Revolucionario Institucional para sumarse, según rumores, al Movimiento de Regeneración Nacional.

Los nombres que se escuchan en el Estado de Quintana Roo no son los únicos, están otros actores políticos como Marybel Villegas Canché, Susana Hurtado Vallejo, Gabriel Mendicuti Loría y José Luis “Chanito” Toledo de quienes se comenta se han acercado o viceversa los han llamado a integrarse y participar con el partido MORENA.

A nivel nacional hay más acontecimientos relacionados, la semana pasada renunció a su militancia al Partido de la Revolución Democrática (PRD) el senador por Chiapas, Zoé Robledo Aburto y anunció su afiliación al partido Movimiento de Regeneración Nacional.

Otros personajes de la política nacional que en los últimos días se han sumado a MORENA son Carlos Lomelí Bolaños y Paola Gálico Félix Díaz de las bancadas de Movimiento Ciudadano (MC) y del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) respectivamente, en la Cámara de Diputados. De igual forma la diputada Ariadna Montiel Reyes renunció a su militancia en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y se sumó a la fracción de Morena.

En un discurso del líder nacional del Revolucionario Institucional Enrique Ochoa Reza mencionó que “los corruptos y los que no supieron servir a los ciudadanos deben irse a la cárcel o a Morena”, de esta forma notamos que tal parece que lo que fue una amenaza en el PRI es tomado como una alternativa para otros, y aunque no es del todo aceptado existen desbandadas de priístas, verde ecologistas, perredistas e independientes que se suman y están sumando al Movimiento de Regeneración Nacional.

Deja un comentario