LA PELEA DEL ANIVERSARIO

531

Por: Ángel Ramírez Hernández

Maestro en Periodismo Político, Miembro Fundador y Presidente del Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo, A.C.

Chetumal, Quintana Roo a 8 de octubre del 2017.- ¡Primero el huevo o la gallina! La eterna interrogante, discusión filosófica, del refrán popular, que pretende dilucidar que fue primero, una cosa u otra, frase que englobará los próximos días, la disputa, o más bien, los golpes y sombrerazos que se repartieron la mañana de hoy, el Secretario de Desarrollo Social e Indígena, Julián Javier Ricalde Magaña y el Senador de la República, Félix Arturo González Canto, en un desayuno privado, no agendado, conmemorativo del 43 aniversario del surgimiento de Quintana Roo, como Estado Libre y Soberano.

Por principio, la llamada nueva “pelea del siglo”, que no, no se vivió ni por “pay per event”, echó a perder el máximo suceso político estatal, del Gobernador Carlos Joaquín Gonzalez, cuyo discurso, pondera la paz, por encima de cualquier otro interés mezquino, remontando los espacios de la intolerancia y dando paso a la cultura del dialogo, algo que evidentemente ni el Senador, González Canto, ni el Secretario de Desarrollo Social, Ricalde Magaña, este último miembro del gabinete estatal, entienden, por lo menos, así se percibió hoy en un desayuno montado para personalidades encumbradas de la política y la vida social, alejado, muy alejado de la fiesta popular que los quintanarroenses festejamos, históricamente, cada 8 de octubre.

Un tweet, emitido por el Secretario Julián Ricalde Magaña, ex alcalde perredista de Cancún, fue, aparentemente, el motivo que llevó al senador Félix González Canto, reclamarle y presuntamente, lanzar una cachetada al funcionario estatal, al unísono de “A mí se me respeta”.

Las líneas que a continuación comparto de manera textual, fragmento de la canción “La Fiesta de San Juan” de Joan Manuel Serrat: “Hoy el noble y el villano, el prohombre y el gusano bailan y se dan la mano, sin importarles la facha”, acompañada de una foto, dónde el senador y el mandatario estatal, estrechan la mano, alteró al ex gobernador. Pero ni que decir de Ricalde Magaña, al que la cachetada, despertó su “casta de vándalo”, característico de su persona, respondiendo con dos “uppercut” a la mandíbula del oponente, que ni el propio “Pipino” Cuevas, daría tan certero, originando un escándalo político más al Estado, una mancha más al tigre, como si no tuviéramos ya, con el tema de corrupción de “Borge y su pandilla”.

Decir que uno fue la víctima y el otro victimario, no cabe en este caso, los dos fueron responsables, los dos tienen altas investiduras y los dos, tuvieron que hacer un esfuerzo por mantener la calma, la fecha lo valía. Que Ricalde Magaña, hizo uso de su “libertad de expresión”, emitiendo el tweet y la foto, es tan cierto y valido, como haber sido ésta, el motivo principal para provocar al adversario, al que todos dicen conocer sus alcances desmedidos, pero tampoco nadie alertó del escenario crítico. Este incidente no creo termine aquí, a Félix González Canto, no hay otra cosa que le duela más, que ver herido su ego, delante de la casta política que un día encabezó. Que Félix pudo haber sido prudente, tan bien es cierto, aunque no se le puede pedir mesura, a un político herido, diezmado.

Ambos políticos, regaron la calabaza, y ambos políticos, tendrán que asumir las consecuencias de sus actos, hoy mismo, el Gobernador Carlos Joaquín, lanzó un mensaje directo y certero a los miembros de su gabinete, dijo que quien no respete su idea de hacer política, a través del trabajo, del dialogo, de la concertación, de escuchar y saber rectificar, de respetar y mostrar que son capaces de edificar un Quintana Roo para todos, incluyente, con respuesta a las necesidades del pueblo, no tendrá cavida en su administración.

Será con esto, el Secretario de Desarrollo Social e Indígena, el primer cesado, en un cargo de la actual administración pública, no se puede saber, lo que sí percibimos, quienes estuvimos en el Congreso del Estado, es la cara adusta, preocupada del Gobernador de Quintana Roo, quien sin duda ninguna, deberá pedir al líder de la bancada priista en el Senado, por lo menos una llamada de atención para el actual Senador de Quintana Roo, estos hechos bochornosos, no pueden darse más en nuestra entidad, mucho tenemos con la ola de inseguridad que provoca ejecuciones a diario en nuestros principales destinos turísticos para que, a ello, se sumen estas peleas “clandestinas”.

Carlos Joaquín, pidió a la sociedad, que incluye a todos, celebrar el aniversario de Quintana Roo, trabajando, no agarrándose literalmente a “madrazos”, los primeros que deben hacer caso, son los miembros de su gabinete.

Después de toda esta reseña boxística, lanzo una pregunta, ¿Que está haciendo el encargado de la política interna del Estado, dígase Francisco Xavier López Mena, Secretario de Gobierno, no pudo prever ni este insulso enfrentamiento?, caray, vaya festejo, vergonzoso, tuvo Quintana Roo.

 

Deja un comentario