Por Esteban Guarneros Aragón

Miembro del Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo

Chetumal, Quintana Roo a 21 de enero del 2018.-El PRI sigue sin entender los tiempos modernos y 30 años después sigue utilizando el mismo formato para sus eventos de presentación de candidatos, pero nada más que ahora sin los miles de llevados que solían ser en los años 70´s, 80´s y los 90´s.

Se escucha un maestro de ceremonia anunciando, en este caso, la llegada del precandidato con la presentación acostumbrada en estos eventos propagandísticos, de adulación desmedida al visitante y halagos que ni el mismo conductor del evento se lo cree. El animador del evento al puro estilo de los night club ante el anuncio de la estrella principal del show de la noche, emite el grito nombrando al siguiente orador –“escuchemos el mensaje del presidente del PRI estatal ¡¡Raymundo King de la Rosaaa!! Antes del discurso del presidente del PRI estatal se escucha la frecuentada y ya sin la fuerza de antaño para animar a los presentes, batucada proporcionada por el gremio sindical de taxistas en Cancún, intentando animar a los presentes.

Raymundo King toma el micrófono y su discurso, al estilo de los viejos políticos, al inicio grita con entusiasmo preguntando cómo está la familia priístas y en respuesta se escucha un quedo bullicio.

Comienza su retahíla halagadora –“hoy está en Cancún el hombre que va a trazar la ruta de nuestro país, una persona sensible pero algo muy importante que está preparado y siempre ha dado resultados”.

Las voces de respuesta entre el público siguen apagadas y el líder del PRI estatal imprime más entusiasmo a su discurso y grita -“tenemos el mejor proyecto de México y se llama “¡Pepe Meade!”. Un organizador con playera roja nota el poco frenesí de la gente y decide subir a una silla y desde ahí pide a los presentes que se levanten, que aplaudan y que elogien las palabras recién escuchadas. Al final del discurso, por cierto breve, King de la Rosa vuelve a tomar aire dando una vuelta en circulo sobre sí mismo y gritando “¡arriba Quintana Roo, arriba Pepe Meade!” cierra su participación. Entre el público se ven algunas manos levantadas, la mayor agitación se encuentra en un reducido grupo cerca del escenario ubicado al lado de la batucada, pero más allá la mayoría de ellos se ven inmóviles a la espera de las palabras del precandidato del PRI a la presidencia.

El animador toma el micrófono y nuevamente vuelve hacer su presentación al estilo noches de cabaret, -“señoras y señores escuchemos el mensaje a cargo del precandidato a la presidencia de la república… ¡¡Pepee Meadee!!-, la batucada se vuelve a escuchar y sus tambores es lo único que hace vibrar el lugar. Se vuelven a escuchar las mismas porras pero con diferente sujeto –“¡Pepe amigo, jamás serás vencido!”.

Las expresiones por resaltar su presencia y hacerse notar en el lugar comienza se
escucha un “ooee, ooee, ooeeee… la CROC, la CROC” alarido futbolero que no dejó escuchar con claridad las palabras de bienvenida que el precandidato ofrecía a los cancunenses. Después se escuchó un ¡Pepe amigo la CNOP está contigo! Para más adelante escuchar a los de la CTM que no se quisieron quedar atrás y comenzaron a exclamar otra desgastada porra -¡se ve se siente, la CTM está presente!-.

No hay mas en el escenario, las mismas organizaciones filiales presentes, los mismos clamores, las mismas expresiones, las mismas resurgidas esperanzas, el mismo estilo de encantamiento, la misma alquimia política utilizada desde hace más de 30 años.

Su discurso, como debe ser, Pepe Meade (como lo llaman) lo dirige primero a los delegados que estarán en la convención nacional del PRI y quienes decidirán quién será su candidato, me pregunto si sólo vemos a uno ¿habrá otro?

Deja un comentario