Por: Ángel Ramírez Hernández

Maestro en Periodismo Político, Miembro Fundador y Presidente del Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo, A.C.

Chetumal, Quintana Roo a 2 de marzo del 2018.- ¡Escandalosa! Y mediática, así se puede calificar la investigación que se le practica a quien fuera Director General del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social (SQCS), Jorge Acevedo Marín, por un desfalco de 800 millones de pesos. Este desfalco se triangulo con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) que encabeza Rosario Robles Berlanga, durante los ejercicios fiscales 2015, 2016 y que incluyera otros sistemas de radio y televisión públicas del país.

La detección del desvió de los recursos en la entidad, la hizo la Auditoria Superior del Estado (Aseqroo) representada por Rafael del Pozo Dergal, se supone que en el desfalcó participó también el ex secretario de Finanzas y Planeación, Juan Pablo Guillermo Molina, quien supuestamente recibió de Acevedo Marín los recursos a cambio de un “moche”.

Los recursos serían canalizados al proceso de digitalización del SQCS, que sustituiría la desaparición de la imagen análoga, no se hizo, el apagón inició con el actual gobierno.

Las investigaciones del desfalco las lleva a cabo la Fiscalía General del Estado, pues aunque el dinero provino de la federación, la responsabilidad recayó en la dependencia estatal que encabezaba Jorge Acevedo, ex vocero también de Félix González Canto.

La acusación, por lo menos mediática que escandaliza a la opinión pública, cuando si los desfalcos, malversaciones y peculados no fueran común denominador en Quintana Roo, incluyó a la actual asesora de comunicación de Remberto Estrada Barba, Indira Carrillo Domani, ex directora también del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social en la era de Félix González Canto.

Si la Santa Inquisición se fue hasta la época de Félix, entonces deberá incluir también a Luis García Silva, ex director del SQCS y quien mayor tiempo estuvo en el cargo.

Mire, aunque desde su origen nadie toma en serio la relevancia de la radio y televisión estatal, es un hecho que la debacle de este sistema que está condenado a desaparecer, si se le sigue tratando como hasta hoy, inició desde Félix; pero, ¿Porque solo se menciona a Indira y a Jorge Acevedo?, cuando hay un tercero responsable del desfalco en el SQCS, no de los 800 millones de pesos, pero sí de otros, por lo menos con la responsabilidad que le daba el cargo, también firmaba.

Ese tercero es Luis García Silva, hijo de Martha Silva, actual directora del SQCS que tiene conflicto de interés doble, por un lado con su hijo y por otro con Gerardo Vázquez Handall, Director Administrativo de la institución, desde la época de Luis, Gerardo es hermano del yerno de Martha Silva, y también está involucrado en el desfalco.

Desde principios de este gobierno el contralor del estado Rafael del Pozo Dergal, anunciaba investigaciones al SQCS y a la propia Unidad del Vocero del estado, había serias dudas en el manejo de los dineros, hoy en el marco de un proceso de elección que abarca a la federación y al propio estado, revientan mediáticamente las investigaciones, que coincido, deben llegar a fondo, ¿Pero, hay verdadera voluntad, o será más de lo mismo?

No todo lo que se ha hecho en el Sistema Quintanarroense de Comunicación es malo, no, hay historia positiva también, hay gente valiosa que quiere trabajar y que no la dejan, hay otros, la mayoría, que solo generan antigüedad y no se les puede criticar, están cansados de ver como su fuente de empleo ni avanza ni genera.

La decadencia de estos medios de comunicación es paulatina, diaria, los cargos en la dirección lo ocupan constantemente amigos del sistema político, pocos periodistas o profesionales de la comunicación han encabezado las riendas de esta herramienta importante para la gobernanza, Jorge fue uno de ellos, pero prefirió asumir alianzas desfavorables para el Sistema, arropar su confort, que ponderar el oficio que lo distinguió en el pasado, para resaltar los apostolados de la profesión y hacer grande al Sistema Quintanarroense de Comunicación Social, ante el poder, todos sucumben. Aun así, el Sistema requiere de verdaderos comunicadores y administradores, no improvisados.

Hoy en día el SQCS, lo encabeza una señora que el único mérito obtenido es haber sido lectora de noticias en los inicios de la dependencia y figurar a lo largo de los años en las filas del PRI, luego de aprovecharlos, les dio la espalda para conformar la oposición que hoy tiene gobernando a Carlos Joaquín, no hay más méritos, con ella, el SQCS sigue en el tobogán de la decadencia, lo único que se le puede pedir, es que no sigan saqueando las herramientas de comunicación social creadas por Pedro Joaquín Coldwell, en los inicios de la entidad.

1 COMENTARIO

  1. Angel,

    Me extraña que conociendo tan bien el SQCS manejes información inexacta:

    1.- Yo fui Director General del SQCS los primeros 2.5 años de los 6 de la administración 2005-2011, eso no representa la mayor parte de esa administración, como lo señalas.
    3.- Sabes que dejé esa posición por desicion propia.
    2.- Hace 11 años de esa experiencia, en la que tuve oportunidad de trabajar con un grupo de profesionales de muchos años en esa institución.
    3.- A pesar del tiempo, recuerdo perfectamente jamás haber hecho algo incorrecto.
    4.- Reconozco tu capacidad de hacer polémica.
    5.-
    https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1016983714986203&id=100000237520564

    Saludos,

    Luis García Silva

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.