Por: Ángel Ramírez Hernández

Maestro en Periodismo Político, Miembro Fundador y Presidente del Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo, A.C.

  • A partir de los 18 años, el consentimiento para donar órganos será en automático.

Chetumal, Quintana Roo a 5 de abril del 2018. ¡Controvertida! Y loable a la vez, es la decisión que hizo el Senado de la República, al aprobar por unanimidad la modificación a la Ley General de Salud que modifica el esquema de donación de órganos en nuestro país.

La modificación decretada la noche del pasado martes y turnada a la Cámara de Diputados para su aprobación, permitirá en el futuro que todos los mexicanos mayores de 18 años, en automático, den su consentimiento para donar sus órganos y tejidos al morir, al menos que exista un documento dónde se exprese el rechazo a ello.

Ésta modificación a la Ley General de Salud crea la figura de “consentimiento presunto o expreso”, es decir, antes para donar órganos o tejidos se requería necesariamente una carta notariada de autorización, tarjeta de donador o por autorización de familiares, ahora se hará en automático, al menos que exista una carta de rechazo, a la inversa de como es ahora.

La aprobación fue por unanimidad de 75 votos. Esta nueva disposición generará controversia, porque habrá posturas que se opongan, religiosas, de salud, o creencias muy personales como supersticiones. Mire, ¿Cómo va a garantizar el sector salud que los órganos y tejidos provengan de cuerpos sanos, que no estén infectado, VIH, por ejemplo?

Actualmente uno de los problemas más comunes en las transfusiones sanguíneas, es que no se verifica realmente que la sangre o plaquetas de los donadores estén sanas, a pesar de que existe un esquema férreo que detecta si el plasma que puede salvar la vida de un ser humano, está o no apta para introducir a otro organismo.

Son muchas las personas en nuestro país padeciendo enfermedades crónicas, incluso terminales, solo por recibir sangre infectada, insisto, ¿Quién verificará que los órganos que se trasplanten provengan de cuerpos sanos?, que no exista ni por asomo la problemática de salud que a diario afecta a miles de personas en el país que reciben transfusiones sanguíneas, que no exista pues, negligencia médica.

Sin embargo, la falta en México de una cultura de donación de órganos y tejidos, trae consigo un serio problema de salud pública, el argumento del Senado, para modificar la Ley de Salud, es contundente, tan solo en el 2017, la lista de espera por recibir órganos o tejidos, sumaban más de 21 mil pacientes, muchos de ellos morirán soñando por ese órgano que les salve la vida.

La mayoría de nosotros, no entendemos lo vital que es donar un órgano para salvar vidas, tan es así que México es el país con mayor rezago en estos menesteres, y no lo entendemos hasta cuando familiares o nosotros mismos estamos incluidos en esa lista de espera, tomemos conciencia, contribuyamos para fomentar la cultura de donación de órganos y tejidos, no sabemos cuándo lo vamos a necesitar.

Deja un comentario