Por: Ángel Ramírez Hernández

Maestro en Periodismo Político, Miembro Fundador y Presidente del Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo, A.C.

  • A 48 años de su fundación, Cancún, más dolido que nunca.

Chetumal, Quintana Roo a 20 de abril del 2018.- ¡Justa, exigida y necesaria! Así se puede calificar la aprobación que hace la Cámara de Diputados, dónde dictamina eliminar el Fuero Constitucional para todos los servidores públicos, incluido el Presidente de la República.

Quitar esta prerrogativa a senadores, diputados, así como otros funcionarios públicos contemplados en la Constitución (Presidentes, Gobernadores) -que los exime de ser detenidos o presos-, será o deberá ser sin duda, el golpe mortífero contra la impunidad, disfrazada de inmunidad parlamentaria para quienes por sistema, abusan y han abusado del poder político.

Por muchos años nuestra clase política, particularmente las que pertenecen a las mafias del poder, dijera Andrés Manuel López Obrador, que tampoco se escapa, se valen del fuero constitucional para saquear, someter, marginar, empobrecer, ofender y lastimar, a de los sectores más desvalidos de la sociedad mexicana.

Ayer por mayoría calificada de 370 votos, se dictaminó, eliminar el fuero constitucional, ahora falta que la aprueben en los próximos días los senadores, quienes deberán aprobarla también por mayoría, de oponerse a ella, se pondrían aún más, la soga al cuello.

Esta reforma que elimina el fuero, incluye la figura del Presidente de la República, el podrá ser imputado penalmente durante el tiempo de su encargo ante la comisión de un delito.

También podrá ser sujeto de juicio político, aunque la acusación que haga la Cámara de Diputados ante la de Senadores, requerirá de la mayoría calificada, esto último se antoja difícil en un Sistema Político Mexicano diseñado para proteger la complicidad.

Gobernadores, diputados locales, alcaldes, regidores, magistrados, miembros de los Consejos de las Judicaturas Locales, concejales, también podrán ser imputados penalmente con salvaguarda de sus derechos y garantía procesales.

Cabe señalar que no habrá gracia de indulto, si la sentencia fuera aprobatoria y se trate de un delito cometido durante el ejercicio de su cargo.

El fuero, la prerrogativa, la impunidad disfrazada de inmunidad parlamentaria, se percibe actualmente como un privilegio implícito en determinados cargos públicos a favor de sus respectivos titulares e impide que ciertos funcionarios sean procesados penalmente.

Para que usted tenga una idea del valor de esta iniciativa, basta decir que desde el 2003 existían 356 solicitudes de juicio político examinadas por la Subcomisión de Examen Previo de la Cámara de Diputados, solo cuatro culminaron en desafuero, de ese es el tamaño de tal aprobación.

¡Ensangrentado, amenazado, mermado y herido de muerte! Así llega a sus primeros 48 años de su fundación, Cancún, uno de los principales destinos turísticos de México, incrustado en el municipio de Benito Juárez, en la zona norte de Quintana Roo.

Cancún está condenado a seguir los pasos de otros destinos como Acapulco, Veracruz, Sinaloa, que sucumbieron por las acciones delictivas emanadas del narcotráfico y sus brazos fuertes, los sin números de carteles que se pelean la plaza dejando correr ríos de sangre, lastimando tanto a justos como pecadores.

En Cancún, su gente, muy pocas ganas tiene de festejar, con sus calles teñidas de sangre, disputadas por el mercado de las drogas y decenas de familias llorando, enterrando a sus muertos, atemorizadas con salir.

Muy pocas ganas tendrán para festejar, el precio de convertirte en uno de los mejores destinos turísticos del mundo, salió caro.

¿Podrás festejar Cancún?, con decenas de muertos en tus aposentos, tu clase política desbocada, desorientada, con intensa sed de poder y, con ello, el riesgo de ver caer algunas de sus candidaturas.

A pesar de ello, el 30 de septiembre tendrás un nuevo alcalde, quizás el vigésimo de tu historia.

Deja un comentario