Por: Ángel Ramírez Hernández

Maestro en Periodismo Político, Miembro Fundador y Presidente del Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo, A.C.

Chetumal, Quintana Roo a 22 de mayo del 2018.- ¡Aburrido! Así resultó el segundo debate que protagonizaron los cuatro candidatos a la presidencia organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE).

Como era de esperarse, los cuatro fantásticos asumen la victoria de un debate que lo único que dio es pena, por la escasez de propuestas y el poco conocimiento que tienen los aspirantes de la problemática real del país.

Algunas encuestas dirán que ganó Andrés Manuel López Obrador, otros que Ricardo Anaya o José Antonio Meade, los menos que Jaime Rodríguez el “Bronco”, la verdad, en lo que a mi concierne, no hay a quien irle.

México tendrá que elegir a uno de ellos, pero tendremos que escoger al menos malo, no al mejor, con el que simpaticemos, favorezca nuestros intereses o de plano sirva de cuña para fustigar al mal gobierno.

Ya no terminé de ver el famoso debate, faltaron 3 o 4 minutos, me dio flojera, sueño, tristeza, coraje de que ninguno de los “4 fantásticos” muestre la capacidad para ser el próximo presidente, acusándose uno a otro de ser ratas, con palabras o boberías como el sacar la cartera y esconderla entre las manos.

Bajo, muy bajo el nivel de política y lo peor, un desconocimiento total de la problemática del país, creer que la inversión al campo va ser la panacea de todos nuestros problemas, francamente es mostrar poca capacidad; pero en este momento dónde el ciudadano quiere cobrársela a los malos gobiernos, al MORENO de pelo plateado se le permitirá todo.

Con las promesas que realizan cada uno de los candidatos, tanto en los debates como en campaña, no me queda duda que con los cuatros suspirantes dejáremos de ser en un par de años, un país de tercer mundo e igualar a las potencias económicas, pero es falacia, populismo.

Imagínense, tendríamos un salario mínimo de casi 400 pesos, las mejores y abundantes cosechas del mundo, modernos y vanguardistas hospitales, una política migratoria de excelencia, sin narcotráfico, trata de blancas, tráfico de armas, violencia, corrupción e impunidad, etc., no pos si, el prometer no empobrece, dar es lo que aniquila.

Lo único que comprueba uno con estos debates, es que la política mexicana vale “madre”, políticos insensibles, mentirosos, traicioneros, cínicos, critican las mafias del poder y todos son fieles exponentes de ellas.

Triste México, no tiene a quien escoger para cambiar su destino, perfilarse al desarrollo, crecimiento. Puro payaso, debatiendo, sacando sus mejores babosadas, por eso el electorado ya no cree en ellos.

Por si fuera poco, el INE jugando su peor papel, improvisando ciudadanos para preguntar, ese montaje nadie se la cree, no pudieron actualizar las preguntas, Yuridia Sierra, la clon y alumna de Adela Micha, lo evidencio.

Dijo que una de las preguntas era hecha para Margarita Zavala, y prevaleció en el cuestionario, a pesar de que la señora de Calderón renunció en días pasados, la pregunta se hizo, faltaba más. Encuestadores que no supieron leer ni la pregunta que según el INE ellos mismos formularon, burdo juego de democracia.

Ahora entiendo porque el Instituto Electoral de Quintana Roo (IEQROO), juega a doble cara, parcial y autoritario, si el INE les da la pauta.

Y la ciudadanía, peleando, dividiendo familias, hasta matando o hiriendo cuando hablan de política, ¿Que otras opciones tenemos, con esta clase política, ¿Qué le espera a México en el futuro?.

El debate de anoche, fue lo mismo de siempre, traición, ataques e intercambios de acusaciones entre los aspirantes, pocas, muy pocas, por no decir nulas propuestas, tanto que el pueblo paga para que los candidatos estén bien asesorados por especialistas, y no hay quien asesore a los 4 mentecatos, no hay propuestas serias, viables, solo populismo, puro cuento chino.

En el debate de ayer, me queda claro que solo hay un perdedor, y es México, con esta cuarteta no llegaremos a nada, pero tendremos que elegir a uno, el menos malo, con el que mejor nos pueda ir en lo individual.

Usted amigo lector diga quien, pero que no le escuche su amigo intolerante y fanático, porque si no es el que él quiere, se le va encima a la yugular. La zozobra termina el primero de julio por la noche, ahí veremos quién finalmente nos gobernará los próximos seis años y ¡agárrese!

Lo único en lo que coincido, es lo que le dijo Meade a uno de los candidatos, permea para todos, incluyéndolo a él, México no tiene partidos políticos, tiene sectas, los partidos políticos en antaño respondían a doctrinas, estilos de vida, apostolados, ahora solo los utilizan para estar en contienda. Así las cosas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.