• Su Cabildo lo “mayoriteó”, le pusieron en claro quien manda.

Por: Ángel Ramírez Hernández

Maestro en Periodismo Político, Miembro Fundador y Presidente del Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo, A.C.

Chetumal, Quintana Roo a 30 de septiembre del 2018.- ¡Mayoriteado! Y trasquilado, así resultó don Hernán Pastrana Pastrana, en su segunda incursión, la primera fue en 1978/1981, al frente del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, cuya cabecera municipal es Chetumal, la capital de Quintana Roo.

El ahora presidente municipal por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) había sometido a consideración del nuevo cabildo, como primer cabildeo de su mandato, a titulares de cinco áreas claves de su administración, aunque le fue rechazada por mayoría.

Mire amable lector,  don Hernán ya no solo enfrentará su administración en medio de una severa crisis económica que le deja el dúo dinámico, María Luisa Alcérreca Manzanero y Luis Torres Llanes, con deudas por más de 90 millones de pesos; sino también política.

Horas antes de tomar protesta, don Hernán postuló a Otoniel Segovia Martínez, como Secretario General; Oscar Luis Cocom, como Director de Egresos; Álvaro Avelino Canché, como Tesorero; Nidia Alpuche, como Contralora; Eusebio Rosado Sosa, como Director de la Policía Municipal Preventiva (PMP); Sin embargo su propuesta fue rechazada por los concejales, y que conste que la mayoría o son de su propio partido o son aleados.

La excusa de los concejales, convertidos ahora en la “mafia del poder”, así se vieron, incluido Julio Alfonso Velásquez Villegas, quien alcanzó la regiduría como candidato independiente, que rápido le entró al juego, fue porque no los presentó con tiempo suficiente para el análisis de los perfiles, algo que el propio don Hernán, evidenciado y exhibido, reconoció que: “Iniciaba con desventajas y complicaciones su nuevo proyecto de gobierno”, lo que quiere decir que dormirá tres años con el “enemigo”, si no se cuadra.

Don Hernán fue “mayoriteado” en los umbrales del domingo, amarrado de manos y entendiendo que en esta segunda incursión al frente del ayuntamiento, no será él quien mande. Yo creo que por eso, quien hacía el papel de contacto con los medios de comunicación y/o periodistas, Rodrigo Madera, después de semanas antes de hablarnos a algunos miembros, diciendo que nos daría facilidades para cubrir la toma de protesta, ya después no solo no, nos habló, ni nos invitó.

En la sesión de Cabildo programada para el domingo a las 11 horas, presentó de nueva cuenta su propuesta, ésta vez teniendo a Álvaro Avelino Canché Novelo, para la Secretaría General; Pero tampoco, los concejales “mayoritearon” otra vez e impusieron en ese cargo a Edwin Alejandro Rivera Romero, de la corriente Ovandista, ni esa facultad de elegir le dejaron a don Hernán.

Al término de la segunda sesión pública, concluyeron con imponerle su equipo de trabajo al nuevo alcalde, quedando aprobado por mayoría los siguientes nombramientos: Alejandro Rivera Romero, como Secretario General del Ayuntamiento, Raúl Santana Quesada, en la Tesorería, Manuel Zapata Gutiérrez, como Contralor, Laura Jazmín Bautista Moncayo, Directora de Ingresos y Osiris Ceballos Díaz, ratificado en la Dirección de Seguridad Pública Municipal.

“Chamaquearon” al alcalde más longevo del país, con 78 años cumplidos, la denominada “mafia del poder” no lo dejó formar su propio equipo de trabajo, fue el propio AMLO, quien dijera que estas prácticas antidemocráticas se acabarían apenas llegara al poder, el sigue siendo presidente electo; Sus “compinches” ya no, gobiernan, y está visto que van por todas las “canicas”, valiéndole un “cacahuate” todo, así sean de sus propias filas.

Las “mafias del poder” siguen y seguirán operando dijera “Don Tiofilito”, aquel personaje inolvidable de Eduardo Manzano, el “Polivoz”. ¿Ejemplos?, apenas la semana pasada fue nombrado el nuevo Secretario de Seguridad Publica de Quintana Roo, Jesús Alberto Capella Ibarra.

Llegó tras renunciar el 17 de septiembre a su antiguo jefe, el Gobernador de Morelos, Graco Ramírez. Hoy Mara Lezama, la alcaldesa del Ayuntamiento de Benito Juárez, nombró a Jesús Pérez Abarca, íntimo de Capella, como nuevo Director de Seguridad Pública Municipal, la munícipe había dicho que el ex jefe policía de Cuernavaca, despedido y humillado por sus propios compañeros, venía recomendado por Alfonso Durazo Montaño, próximo Secretario de Seguridad Pública Federal, ¿ya las vio?

La idea del nuevo Secretario de Seguridad Publica de Quintana Roo, hacer de las policías del Estado un mando único, hegemónico, toma forma y consistencia, es decir, parafraseando lo dicho por el “chino/mexicano” Zhenli Ye Gon, o “coopelas o cuello”, aquí sería a la quintanarroense/morelense, o “capella o cuello”.

Y así lo estaremos viendo en todos los rublos, en los 11 municipios del Estado, las “mafias del poder”, no desaparecen, se transforman y popularizan.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.