Por: Ángel Ramírez Hernández

Maestro en Periodismo Político, Miembro Fundador y Presidente del Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo, A.C.

Chetumal, Quintana Roo a 23 de octubre del 2018.- ¡Valido!  De la ocasión, resultó el director de Servicios Públicos Municipales del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, Jaime Valle Villaseñor, quién aprovechando la crisis de la basura, por la que atraviesa la comuna, quiere hacer negocio redondo con su hermano Rodolfo, dueño de grandes extensiones de tierras del ejido Juan Sarabia, perteneciente al municipio sureño de Othón P. Blanco.

Resulta que para que la empresa Intrasiso S.A de C.V.; quien luego de ocho años, ganó el litigio para obtener legalmente la concesión del manejo de basura en Chetumal, opere, el ayuntamiento de Othón P. Blanco, tiene que entregarles a los empresarios de Coahuila, un terreno dónde construir la planta de tratamiento, con la que pretenden generar energía solar, entre otros servicios ambientales.

Los terrenos que pretende adquirir la comuna, ya existen; Pero no lo va usted a creer; pertenecen al ejidatario Rodolfo Valle Villaseñor, sí, lo dedujo usted rápido, hermano del actual director de los Servicios Públicos Municipales, dónde por lo menos, estaría existiendo un conflicto de interés.

Ayer, platicando con Jaime Valle, nos explicaba que la empresa Intrasiso no podía hacerse cargo de la basura que recolecta el municipio, tal como lo estima la concesión que se ganaron, no tienen terreno dónde construir su planta, ese bien, de acuerdo al contrato vigente, lo tiene que entregar el ayuntamiento.

Pues bien, los terrenos ubicados en el kilómetros 19, muy cerca de Ucúm, del ejido Juan Sarabia, pertenecen a Rodolfo Valle Villaseñor, dueño de los rápidos de Bacalar, una corriente de agua que une a la laguna de Xul-Ha con la de Bacalar, cuyo mayor atractivo turístico son los estromatolitos, fósiles vivientes, contados en el mundo, que en México, solo se aprecian en Coahuila y Quintana Roo, y que por cierto, en estos lares mayas, están muy maltratados.

El director de Servicios Públicos Municipales nos decía que, no podía Intrasiso iniciar la construcción de su planta, porque estos terrenos, no cuentan con la autorización del Instituto de Antropología e Historia (INAH) para iniciar la obra, lo que, pareciera así de bote pronto, no es cierto, y le explico.

El INAH, autorizó para la construcción de la planta, verificando que no destruyan vestigios arqueológicos, 7 de las 22 hectáreas de uno de los dos terrenos que piensa donar el ayuntamiento capitalino a Intrasiso, cabe señalar que la planta solo necesita de tres hectáreas para convertirse en destino final de los desechos que genere Chetumal y sus alrededores, le quedan cuatro hectáreas libres, de las siete autorizadas a la multinacional coahuilense.

Mientras eso no ocurra, servicios públicos municipales se ve obligado a llevar la basura de Chetumal al relleno sanitario ubicado en Calderitas, dónde hay que decirlo, su capacidad de recepción está rebasada desde hace años, dañando más de lo permitido al entorno natural, que eso ya es decir mucho.

Aquí lo primero que hay que mencionar, es de a como saldrán cada uno de los terrenos que Rodolfo quiere vender al ayuntamiento, cuya cabeza de negociación se percibe, a parte del tesorero municipal, es su hermano Jaime, el director de Servicios Públicos Municipales, es decir, será negocio de familia.

Intrasiso tiene proyectado invertir, en primera instancia 14 millones de dólares de un total de 36, para construir la primera etapa del proyecto, dónde se tratará y manejarán los residuos sólidos de Chetumal,  el convenio de la empresa y el ayuntamiento capitalino, se firmó durante la administración interina, de la alcaldesa María Luisa Alcérreca Manzanero, es decir, la autorización está planchada, sin oportunidad a ser revocada, porque hay mandatos legales, resultado de juicios interpuestos por la empresa norteña y que le fueron favorables.

En total son dos terrenos en negociación, uno en Ucúm, a 25 kilómetros de Chetumal, de 22 hectáreas y otro de 66 hectáreas, en la que se tiene planeado instalar el parque solar, los dos, presuntamente pertenecen a los Valle. Intrasiso estaba con los trámites conducentes, ante la secretaría del medio ambiente y la comisión reguladora de energía, se desconoce los avances de ello.

Lo que si queda claro, que aun cuando Intrasiso entre en operación, la recolecta de basura seguirá siendo responsabilidad del ayuntamiento que preside don Hernán Pastrana, eso queda claro, por ello asegura Jaime Valle, responsable de los servicios público, la necesidad de poner en operación en menos de 15 días, cuatro camiones recolectores.

La idea es prescindir menos de los camiones, que amable y desinteresadamente aportan los cañeros de la Ribera del Río Hondo, ¿Y porque prescindir de ellos?, preguntará, para ahorrar recursos, en tiempo y dineros.

Mientras que un camión recolector de basura descarga prácticamente de manera inmediata, los cañeros se llevan hasta dos horas para descargar su camión, el costo en tiempo es importante, aunque en materia de salud pública, es vital.

El ayuntamiento hace costos para comprar camiones recolectores, dijo Jaime Valle el pasado domingo durante una entrevista electrónica a medios de comunicación, 1. 5 millones de pesos, pronosticó costaría un camión recolector, sí, de los hechizos, nuevos, no te bajan de los tres millones de pesos.

Con 2.5 millones de pesos, se arreglarían, según expertos, todo el parque vehicular descompuesto con el que cuenta el ayuntamiento moreno, las refacciones las encuentran en Toluca, por aquello de que Jaime Valle no sabe dónde encontrarlas.

Habría que decirle al diputado Fernando Zelaya, no siga gastando 80 mil pesos al día recogiendo basura, mejor que le diga a sus amigos empresarios y al propio Eduardo Martínez Arcila, quienes se suponen hacen coperacha, junten sus dineritos, 2.5 millones para arreglar todo el parque vehicular.

La cuenta es fácil, si el “Chino” como dice, gasta 80 mil pesos al día, recolectando desechos de la ciudad, multiplicado por 30 días, correspondiente a un mes, estaría juntando 2. 4 millones, que le hagan un descuentito, y la hacen.

Así Chetumal, dejará de sufrir la problemática de la basura, que tanto nos afecta, sobre todo en materia de salud municipal e imagen pública, particularmente ahora que el mundial de voleibol playero está en la capital de Quintana Roo, y que nos trae con ello, tantos turistas provenientes de diversas partes del mundo y que ahora, los estamos recibiendo con las basuras a flor de “piel”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.