Por: Ángel Ramírez Hernández

Maestro en Periodismo Político, Miembro Fundador y Presidente del Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo, A.C.

Chetumal, Quintana Roo a 26 de octubre del 2018.- ¡Molestia! La que causó este espacio de opinión, en su publicación del 23 de octubre del año en curso, con el título: “BASURA EN CHETUMAL, NEGOCIO DE FAMILIA”.

El texto refiere a la negociación que pretende, quiere, intenta, procura o desea, el ayuntamiento de Othón P. Blanco, por adquirir terrenos del ejido Juan Sarabia.

Como sabemos, y así lo dijo en entrevista al portal de Noticias Payo Obispo News, el director de Servicios Públicos Municipales de la Comuna, Jaime Valle Villaseñor,  es de interés del ayuntamiento comprar parte de esas tierras, ubicadas en el kilómetro 19.

La idea, una vez concretada la negociación, es donarlas a la empresa Intrasiso, como parte del acuerdo para que la firma de Coahuila, maneje el destino de la basura que genera el municipio de Othón P. Blanco.

Es de dominio público, que ese convenio fue firmado inicialmente en la administración de Andrés Ruiz Morcillo, y no puede ser revocado, porque se sustenta, al no ser respetado por siguientes administraciones, en mandatos legales, resultado de juicios interpuestos por la empresa norteña y que le fueron favorables.

También es de conocimiento público que, Rodolfo Valle Villaseñor, hermano de Jaime, negociaba la venta de esos terrenos, con la administración saliente, primero con Luis Torres Yáñez y luego con María Luisa Alcerreca Manzanero, pero nunca sello el trato, así lo confirmó.

La publicación irritó a Rodolfo Valle Villaseñor y en una entrevista concedida en redes sociales, la calificó sin fundamento, porque según sus palabras, la venta de esos terrenos nunca se dio, y tiene razón, aunque nunca expresamos eso.

En este espacio, el columnista señaló siempre, que el ayuntamiento estaba en tratos por adquirir esos terrenos, nunca lo contrario, de ahí que el reclamo de Rodolfo Valle no tiene sentido.

¿Cuál es la importancia de que si la venta estaba conclusa o no?, bueno, al estar inconclusa, y así se planteó siempre, originaba, en mi percepción, puedo estar equivocado, al final es solo una opinión, es un conflicto de interés, porque luego entonces, el ayuntamiento le estaría comprando terrenos al hermano de su director de Servicios Públicos Municipales, lo que califiqué periodísticamente como negocio redondo, de eso, tiene usted la última palabra amigo lector.

Ese fue el planteamiento que crispo a Rodolfo Valle Villaseñor, así lo evidenció en una entrevista en redes, dónde admitió que en algún momento, negoció la venta de esos terrenos con el ayuntamiento, sin concretarse, entonces no hay mentira, jamás se dijo que el negocio estaba cerrado, si hubiera sido así, el planteamiento no tuviera sentido, la titularidad y temporalidad, fuera ajena a la actual administración.

Ahora, la negociación según Jaime Valle, continua, por ello lo califique como presunto conflicto de interés, y tan cierto es, como lo dicho en entrevista por el director de Servicios Públicos Municipales, de la cual aquí les dejo un tramo de ella.

Dice Rodolfo Valle, que la opinión aquí vertida no tiene veracidad, que es producto de un golpeteo político, si así lo quiere ver, será su sentir; Pero no tiene sustento, ¿Por qué sería?, insisto, que si tengo un interés, lo admito; Y es exclusivamente periodístico, mi opinión partió de la declaración de Jaime, al decir que, la comuna pretende comprar los terrenos ubicados en el kilómetro 19 del Ejido Juan Sarabia y eso es noticia, porque por lo menos en el pasado reciente, y está confirmado, su hermano estaba implicado en la negociación.

Rodolfo Valle en su entrevista, acusa de haberlo tachado de terrateniente, nunca se utilizó ese adjetivo, lea la columna, siempre nos referimos a él como: “Dueño de grandes extensiones de tierras del ejido Juan Sarabia”, lo que él confirmó, que ha invertido legalmente su dinero en bienes raíces, y está bien, no cuestionamos ese derecho.

Tampoco se calumnió, entiendo, sus amigos le avisaron de la columna, por ello insisto, léala, no escribo con dolo, menos en su contra, ¿Cuál sería la razón?, su argumento en la entrevista lo confirma, nos conocemos de años, vi en el tema un argumento periodístico, de interés público, nada más, sobre todo por el grave problema de la basura por la que atraviesa Chetumal y sus alrededores

Las puertas de mi oficina siempre están abiertas, y el espacio de esta columna también, y lo sabe, si se ofrece replica, estamos a sus órdenes, es mi convicción y responsabilidad, mis escritos nunca buscan la confronta, aunque entiendo puedan molestar o interferir negociación alguna, al final soy periodista, solo eso.

VIDEO ENTREVISTA:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.