• En esa lista de 20, incluidas solo dos mujeres, estará el nuevo Fiscal General del Estado.

Por: Ángel Ramírez Hernández

Maestro en Periodismo Político, Miembro Fundador y Presidente del Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo, A.C.

Chetumal, Quintana Roo a 20 de noviembre del 2018.- ¡Peine! El que apareció en el Congreso de Quintana Roo. Cuando todo parecía, serían únicamente nueve las propuestas para ocupar el cargo de Fiscal General del Estado de Quintana Roo, faltando horas para el cierre de la convocatoria, las dudas y nubarrones se despejaron, y aparecieron otros nombres, 20 en total, con los que, la XIV Legislatura Local, legitimará la selección del cargo que actualmente ocupa como interino, el abogado Gustavo Salas Salgado, tras la renuncia de Miguel Ángel Pech Cen.

Es decir, ¡apareció el peine! 19 consortes para secundar a quien será el envestido como nuevo Fiscal General de Quintana Roo, en pocas palabras, la comparsa quedó demasiado obesa para un cargo que seguramente desde hace varias semanas, está palomeado, tanto así, que fue necesario modificar la ley en materia.

Hace unas semanas, el congreso estatal había quitado el candado de residencia de cinco años para que cualquier ciudadano mexicano ocupara el cargo de Fiscal, sin necesidad incluso, de conocer la entidad.

Tras concluir la convocatoria, la lista quedó conformada por 20, 18 hombres y dos mujeres, por lo menos el “teatrito” lo debieron haber hecho simulando la equidad de género; pero tampoco se puede pedir peras al olmo.

La inscripción de los simpatizantes a la silla del fiscal, se fue dando a cuenta gotas, los primeros días la lista incluyo a nueve, lo que hizo suponer que así quedaría, que no habría más interesados; pero faltando horas para que se cerrara la ventanilla, aparecieron 11 propuestas más, ¿Y cómo por qué?, como se convencieron los suspirantes, ¿Así de la noche a la mañana?

¿Nueve inscritos no garantizaban el simulacro de democracia montado por el Congreso?, tuvieron que convencer a 11 más, entre ellos, dos mujeres, porque la lista inicial no incluía féminas, ¿Qué paso en ese breve lapso de tiempo?, porque de bote pronto los restantes, todo parecía serían únicamente nueve aspirantes, al final, la lista creció a 20, ¡contéstese usted eso!

Lo cierto es que, la convocatoria para el registro de propuestas, sí, fue pública y abierta, dirigida a instituciones educativas y a la sociedad civil organizada; pero sumamente hermética, hasta ayer lunes que fueron dados a conocer los nombres que conforman esa lista.

Algunos conocidos por sus historiales, muchos de ellos cuestionables y otros desconocidos y con poca o nula residencia en el estado; pero como ese candado ya había sido destruido, ni detenerse en ello.

Leopoldo Martin Herrera Manzanilla, David Álvarez Cervera, Luis Germán Sánchez Méndez, Leopoldo Cruz Navarro, Oscar Montes de Oca Rosales, Rafael Ermilo Colonia Lizama, Gustavo Salas Salgado, Miguel Ángel Kim Martínez, Ricardo Adrián Samos Medina, Guadalupe del Carmen Reyes Pinzón, Julio Cesar Moreno Orendain, Jesús Antonio Villalobos Carrillo, Rodolfo Pérez Vásquez, Joanna María Guadalupe Gutiérrez Martínez, Armando Manuel Ruiz Guerra, Eduardo Sadot Morales Figueroa, Daniel de Jesús Rochel Novelo, Moisés Méndez López, Jesús Armando Liógon Beltrán y Pedro Pablo Poot Ek, así quedó la lista de suspirantes y aspirantes, de ellos, solo una sabe que será el nuevo fiscal, ¿Quién?, haga sus apuestas.

David Álvarez Cervera, Luis Germán Sánchez Méndez, ambos abogados chetumaleños, son propuesta de la Asociación de Profesionistas de Quintana Roo, los otros postulados, de otras agrupaciones del estado.

Llama la atención Óscar Montes de Oca Rosales, no olvide usted este nombre por favor, porque en este abogado, ex subprocurador de la Procuraduría General de Justicia en la Ciudad de México, pudiera estar el próximo fiscal del estado.

Óscar Montes de Oca Rosales, fue postulado por la Universidad Anáhuac Cancún, fungió en su momento como fiscal antisecuestros de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México, se le recuerda, porque en uno de sus cargos, se dice, se negó actuar contra presuntos secuestradores, en una carta que le envió la afectada Verónica Villagrana en el año 2016, un hecho público, al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

Es de esperarse que al estar postulado para cargo de fiscal, la denuncia de Veronica Villagrana no prosperó, Montes de Oca Rosales, sería entonces, el beneficiado por el Congreso del Estado, con quitar el candado de residencia de cinco años para ocupar la vacante, por eso, no olvide el nombre de Oscar Montes de Oca Rosales, hasta hace unos meses, subprocurador de Procesos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

De los que se registraron de último minuto, y que los compañeros de la prensa que estuvieron hasta el final, esperándolos llegar, ni lo vieron,  es Jesús Armando Liógon Beltrán, jurista de Sinaloa, con años de residencia en Quintana Roo, él llegó en la época de Joaquín Hendricks Díaz, por cierto, forma parte del equipo de abogados que defiende a Mario Ernesto Villanueva Madrid, ex gobernador del estado y papá de Carlos Mario Villanueva, diputado local, Presidente de la Comisión Especial y Temporal que tiene la tarea de elegir al fiscal en turno, ¿Conflicto de interés?, puede ser; finalmente todo indica será comparsa.

Entre los allegados a Joaquín Hendricks, están otros abogados en la lista de suspirantes, como Eduardo Sadot, ex vocero del estado, y Ricardo Adrián Samos Medina, ex Secretario de Seguridad Pública, quien salió librado hace unos años de un atentado en su contra.

En la lista está también Gustavo Salas Salgado, fiscal interino; del que se dice no tiene ninguna oportunidad, por un conflicto de interés que involucra a su despacho de abogados con la Fiscalía, es señalado por el empresario Benjamín José Navarro Asperó, de estar involucrado en el litigio del hotel Secrets Silversand Riviera Maya, en Puerto Morelos, él fue propuesto por la Fundación Yantra, entre otras asociaciones y Barras de Abogados.

Otra propuesta ampliamente respaldada por la sociedad civil, es la del yucateco avecindado desde hace varias décadas en Quintana Roo, Rafael Ermilo Colonia Lizama, digamos el plan B para ocupar el cargo de fiscal, si se le cae la oportunidad al abogado Oscar Montes de Oca.

De estos 20 saldrá la terna que el Congreso Local enviará al Gobernador para palomear, y de ahí, elegir al nuevo fiscal, mientras, hagan sus apuestas y ya estaremos hablando en breve del perfil del fuereño, perdón, del próximo fiscal, si los aluxes no dicen otra cosa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.