• La acción generó enfrentamiento entre policías ministeriales y agentes de la PGR, se habla de que hubo disparos.

Por: Ángel Ramírez Hernández

Maestro en Periodismo Político, Miembro Fundador y Presidente del Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo, A.C.

Chetumal, Quintana Roo a 29 de noviembre del 2018.- ¡Peliculesca!  La persecución realizada la tarde de ayer, por agentes de la Procuraduría General de la República (PGR), al convoy que trasladaba a la Fiscal Especializada para la Atención de Delitos contra la Mujer, Guadalupe Reyes Pinzón, integrante también del Top Ten de aspirantes y suspirantes al puesto de Fiscal General del Estado de Quintana Roo.

En cumplimiento de una orden de aprehensión, los federales persiguieron por varias calles de Chetumal (calle Revolución, avenidas Álvaro Obregón y Adolfo López Mateos), el vehículo dónde se suponía viajaba el objetivo, que los hizo viajar de la ciudad de México a la capital de Quintana Roo.

Resulta que en ese convoy, viajaba Guadalupe Reyes Pinzón, Fiscal Especializada para la Atención de Delitos contra la Mujer de Quintana Roo, lo que inmediato generó el enfrentamiento entre agentes de la PGR y Policía Ministerial del estado, incluso, aseguran testigos, hubo varios disparos.

En entrevista, Guadalupe Reyes Pinzón, la única mujer que aspira a ocupar el cargo de Fiscal General del estado, es decir, está en franca campaña, señaló que la unidad dónde se trasladaba fue perseguida por federales, a los que, solicitando auxilio a otros ministeriales, le impidieron la aprehensión.

No obstante aseguró que la persecución fue un error de los elementos de la PGR, pues dijo que, ella no era el objetivo, sino un policía ministerial que aparentemente la acompañaba.

Al verse superados en número, los agentes de la PGR optaron por retirarse del lugar, luego de perseguir a la fiscal por varias calles y avenidas, incluso en sentido contrario, lo que pudo haber provocado incidentes mayores entre los automovilistas.

Reyes Pinzón declaró que los agentes federales, actuaron con lujo de violencia, sin identificarse, por lo que interpondrá una queja.

En un comunicado oficial, la Fiscalía General del estado, aseveró, que se trató de una “acción coordinada” derivada de una orden de aprehensión hacia un escolta de la Fiscal Especializada en Delitos contra la Mujer.

Ésta acción, lo menos que genera, es serias dudas al interior de la Fiscalía del estado, porque lejos de conformarnos con la teoría de una persecución errónea, lo cierto es que si había un objetivo y, este, es un elemento de la fiscalía.

La pregunta aquí es: ¿Es fácil confundir a un policía ministerial con la Fiscal Especializada en Delitos contra la Mujer?, la placa del vehículo en el que se traslada Guadalupe Reyes Pinzón, no hace referencia a su envergadura, porque bajo esta óptica de yerros, se pueden equivocar hasta con el propio gobernador.

¿Qué clase de personalidad tiene la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo?, como para que cualquier hijo de vecino, cometa un error de esas dimensiones, y ponga en riesgo la vida de altas autoridades de seguridad y justicia del estado, ¿Tampoco liderazgo tiene nuestra institución?

¿Es en serio?, los quintanarroenses tiene que conformarse con un, usted disculpe, ¡Es de miedo!, si eso les pasa a nuestros fiscales, ya no imagino lo que nos pueda pasar a un simple mortal.

Dice la Fiscalía General de Quintana Roo, a través de un comunicado, la PGR pidió disculpas, ¿Les creemos?, al fin y al cabo, no veo a la institución federal justificándose o negando a través de desplegados, ya sea en redes sociales u otros medios tradicionales de comunicación.

Si la fiscalía reconoce que la PGR iba en específico por un policía ministerial, ¿Porque no lo pusieron de inmediato a disposición de la entidad que lo requiere?, ¿Quién es el sujeto, porque lo están llamando a cuentas, que hizo?

Este error, no solo provocó el enfrentamiento entre ministeriales y agentes de la PGR en plena vía pública, puso en riesgo la vida de ciudadanos quintanarroenses, incluyendo una fiscal, que no es un asunto menor.

Además, en el caso de Reyes Pinzón, es una autoridad estatal en franca campaña por el cargo de Fiscal General, que por cierto, uno de sus contendientes, es el propio fiscal interino, Gustavo Salas Salgado.

¿Porque la Fiscalía no reconoce o niega que hubo disparos?, tal como algunos testigos lo aseguran, esto es demasiado delicado.

Cuál es el pronunciamiento oficial de la Procuraduría General de la República, porque entiendo sus agentes no se van a ir sin detener su objetivo, es decir, un policía ministerial seriamente cuestionado, al grado que pesa sobre él, una orden de aprehensión federal.

El error oficial que hoy nos convoca, no es de enchílame esta gorda nada más, o se soluciona con un usted disculpe.

Tampoco pretendemos especular sobre el perfil de Guadalupe Reyes Pinzón, porque se puede hacer, de entrada ya la está descartando en su lucha por obtener el cargo de Fiscal General, el error, sin duda ninguna, atenta no solo contra su reputación, sino también la de la propia fiscalía.

En fin, veremos en que termina todo esto, no espere mucha información tampoco, habrá como siempre silencio y carpetazo y párele de contar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.