• La Secretaría de la Contraloría capacitó a dos mil 903 integrantes de comités de contraloría social.
  • Los municipios de Benito Juárez y Othón P. Blanco cuentan con más de 100 comités de ciudadanos, quienes vigilan que en la obra se cumpla con la calidad y el tiempo de ejecución.

Chetumal, Quintana Roo a 05 de enero del 2019.- En dos años, la Secretaría de la Contraloría del Estado capacitó a dos mil 903 personas, integrantes de los 444 comités de contraloría social formados en este lapso, para vigilar que las obras que se realizan en las comunidades se hagan con materiales de calidad, como están planeadas, y en los tiempos comprometidos.

Los comités de contraloría social representan la participación directa de la sociedad en la vigilancia para el manejo honesto de los recursos públicos, lo que no sucedió en gobiernos anteriores que evidenciaron su corrupción al beneficiar a sus amigos en vez de atender a la gente.

Desde el inicio de la administración, el gobernador Carlos Joaquín dio prioridad a la atención de los asuntos más urgentes como el combate contra la corrupción que profundizó la desigualdad.

Carlos Joaquín trabaja con un gobierno cerca de la gente como lo demuestran los comités de contraloría social, que en dos años crecieron un 65 por ciento más que en administraciones anteriores.

“Seguiremos siendo cuidadosos y escrupulosos en el manejo del dinero público y no toleraremos que nadie cometa nuevos abusos como los que sufrimos en el pasado”, expresó el gobernador Carlos Joaquín al comentar sobre la integración de los comités de contraloría social.

En el municipio de Benito Juárez, se encuentra la mayoría de los comités de contraloría social, cuyos 144 integrantes fueron capacitados.

En Isla Mujeres, hay cuatro comités; en Lázaro Cárdenas, 18; en Puerto Morelos, cinco; en Solidaridad, 23; en Cozumel, siete; en Tulum, 12; en Felipe Carrillo Puerto, 54; en José María Morelos, 48; en Bacalar, 52, y en Othón P. Blanco, 107, informó el secretario Rafael del Pozo Dergal.

“La participación de los ciudadanos en estas acciones de vigilancia es muy importante, ya que conocen de primera mano las necesidades de su comunidad y son los ‘mejores ojos’ con los que puede contar el Estado”, explicó el contralor Del Pozo.

Para Patricia Albornoz, originaria de Nuevo Xcán, es un gusto ser parte de un comité de su comunidad, a la que señalaba como olvidada por gobiernos anteriores.

En esta comunidad, el Gobierno de Quintana Roo invirtió más de siete millones de pesos para rehabilitar las calles principales y el parque central, recursos que los integrantes del comité de contraloría social se encargaron de vigilar.

Patricia Albornoz mencionó que todos en la comunidad se sienten muy contentos por la entrega de esta obra, porque ahora cuentan con un parque iluminado y calles pavimentadas que hacen más accesible el camino para los niños que asisten a la escuela o las personas que van al centro de salud, además de que los jóvenes tienen un espacio deportivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.