Por: Ángel Ramírez Hernández.

Maestro en Periodismo Político, Miembro Fundador y Presidente del Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo, A.C.

Chetumal, Quintana Roo a 24 de enero del 2019.- ¡Lamentable! La renuncia que hace a la Presidencia del Tribunal de Justicia Administrativa, la magistrada Mónica de los Ángeles Valencia Díaz, una profesional vertical en todo el sentido de la palabra que; Sin embargo, todo el tiempo que transcurrió al frente del organismo, sufrió embates constantes del fuego amigo.

Los golpeteos mediáticos en contra de ella, provenientes de portales de noticias creados para tal fin, con origen en el propio tribunal, fue una constante que no le permitió surcar aguas tranquilas y sí, en cambio, enfrentar fuertes tempestades.

Hoy, la presidenta Magistrada, fiel a su integridad, dimite al cargó por el que fue electa el 2 de enero del 2018, es decir, hace apenas 22 días, cumplió 1 de los 3 años en el que legalmente debió fungir como Magistrada Presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa.

El argumento que esgrimió, fue motivos personales, y habrá que creerle, pues le aseguro que de su boca no saldrán otros motivos que la hayan orillado a renunciar; la mujer es institucional, aunque muchos al interior del tribunal, conocen la realidad, marginación, deslealtades, traiciones e intereses fuertes, que la obligaron enfrentar sola la tempestad.

El pasado 23 de enero, mediante sesión extraordinaria celebrada en Cancún, el pleno del tribunal designó al abogado Alfredo Cuéllar Labarthe, como nuevo Magistrado Presidente, por un periodo de tres años, esperemos que a él sí lo dejen cumplir el término.

Minutos antes de ello, ante el mismo pleno de la sesión extraordinaria administrativa, la magistrada Valencia Díaz anunciaba su decisión de renunciar al cargo por motivos personales, apenas había superado un año al frente del tribunal, poco le duró el gusto, era de esperarse, la medida le fue aceptada más rápido que cae un rayo.

En adelante, la licenciada Mónica de los Ángeles Valencia Díaz, despachará como Magistrada adscrita a la Cuarta Sala Unitaria con sede en Cancún, su magistratura durará un periodo de 8 años.

El nuevo Presidente del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Quintana Roo (TJAEQROO), Alfredo Cuellar Labarthe tendrá que hacer una restructuración general en cada uno de los cargos de la institución, si quiere culminar el periodo para el que fue elegido.

Empezando por sus colaboradores cercanos, los que puede pensar, le son leales, no solo a él, a la institución encargada nada más y nada menos, de resolver las controversias derivadas de la comisión de responsabilidades administrativas calificadas como graves, en la que recae un funcionario público.

Cuellar Labarthé tendrá que definir, quienes conformaran su staff más cercano, si quiere salir vivo de ésta, tiene a lado verdaderos tiburones, que de no ver beneficiados sus intereses personales, no dudaran ni un segundo, no solo darle la espalda, si no traicionarlo, acuchillarlo por frente y espalda, de eso, conocen el camino.

La magistrada Valencia Díaz, debe estar contenta, porque a pesar de las piedras, lajas calcáreas diría yo, que le pusieron en el camino, en un año y 22 días al frente del Tribunal de Justicia Administrativa logró mucho.

Por citar solo un ejemplo, encabezó el pasado 29 y 30 de noviembre, el Congreso Internacional Gobernanza, justicia abierta y combate a la impunidad, perspectivas desde la justicia administrativa, celebrada en el Centro de Convenciones de Chetumal, un evento dónde participaron 150 magistrados de justicia administrativa del todo el país, magistrados presidentes principalmente, fue todo un éxito, en dónde por cierto estuvo como invitado especial el Gobernador del Estado Carlos Joaquín González.

Ese evento se desarrolló contra viento y marea, basta decir que de los cinco magistrados con los que cuenta el Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Quintana Roo, solo ella asistió, a pesar de ser los anfitriones.

Además, hizo convenios con entidades académicas, una de ellas, la Facultad de Estudios Superiores de Acatlán, el FES Acatlán en beneficio de su institución y del Quintana Roo.

En fin una nueva era se escribirá a partir de ahora en el Tribunal de Justicia Administrativa de Quintana Roo, esperemos sea una historia más amena y democrática.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.