Chetuma, Quintana Roo a 12 de febrero del 2019.- La Agencia Espacial Mexicana (AEM), organismo descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dio a conocer el trabajo científico que un equipo de la AEM realizó a través de tecnología satelital para investigar la causa de muerte que afectó hace unos años a manatíes (Trichechus manatus), en el estado de Tabasco.

La publicación científica “Manatees Mortality Analysis at Los Bitzales, Tabasco, by Remote Sensing” (Análisis por Percepción Remota Satelital de la Mortalidad de Manatíes en Los Bitzales, Tabasco) es resultado de una investigación realizada por Ricardo Adolfo Hidalgo Rodríguez, joven de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), , quien realiza prácticas profesionales en la AEM.

Dirigido y en coautoría por la científica Amanda Oralia Gómez-González, Gerente de Desarrollo Gubernamental de la AEM, y el Director de Divulgación de Ciencia y Tecnología Espacial del organismo, Ing. Mario Arreola Santander, su estudio contempló múltiples variables, como la forma de alimentación de los manatíes; ruta histórica seguida por los cadáveres localizados, y ubicación de los cuerpos de agua con muy alta proliferación de algas, entre otras.

Los resultados, verificados con información de autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), coincidieron en señalar que las lamentables muertes de los manatíes fueron causadas por concentraciones elevadas de cianotoxinas (toxinas generadas por bacterias de algas nocivas proliferantes).

El análisis se realizó con datos satelitales de la plataforma Landsat 8 (para obtener una buena resolución espacial y temporal), con el uso del software libre QGIS (versión 2.18.23 “Las Palmas”), mediante la estimación de diversas variables de análisis de vegetación y agua que permitieron la discriminación y selección de los agentes responsables del caso de estudio.

La investigación reveló un proceso multifactorial (prolongada sequía en el estado, altas temperaturas registradas, alto contenido de coliformes fecales, toxicidad de sustancias químicas derivadas de agroquímicos e hidrocarburos, así como presencia de patógenos) como causa del incremento inusual de algas nocivas que redundó en el aumento de la tasa de mortalidad de manatíes, en el área natural protegida “Biósfera Pantanos de Centla Reserva (PCBR)”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.