Chetumal, Quintana Roo a 18 de abril del 2019.-  Luego de permanecer detenido por espacio de 48 horas acusado de caza furtiva por el atropellamiento de un jaguar, Efraín G., ciudadano de nacionalidad beliceña fue puesto en libertad sin imputación alguna aunque tendrá que cubrir una multa con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por un monto de 200 mil pesos, según trascendió de manera extraoficial.

Efraín G., de oficio piloto y sobrino del alcalde de San Pedro Belice, fue detenido el lunes por la noche por elementos de la Policía Federal bajo acusaciones de caza furtiva tras haber golpeado con su automóvil a un jaguar y que fue finalmente rematado por un autobús de pasajeros que venía detrás, en un tramo carretero del municipio de Bacalar.

Efraín G. venía acompañado de su esposa Tanisha M. y sus dos hijas procedentes de la ciudad de Cancún, luego de acudir a una revisión médica.

Tras el percance, el empresario beliceño fue detenido de manera inicial bajo cargos de faltas administrativas aunque tras la presencia de trabajadores de la Profepa, lo acusaron de caza furtiva, cargo que fue rechazado por el imputado y su esposa al considerar que se trató de un accidente.

Desde que fue presentado ante la autoridad policiaca federal, Efraín G. contó con el apoyo e intervención de las autoridades consulares quienes se encargaron de realizar todos los trámites y atender a la familia del empresario que permaneció en espera de la imputación o liberación.

Los familiares del empresario beliceño manifestaron su inconformidad y molestia contra las autoridades mexicanas de la Fiscalía General de la República, así como de la Profepa por efectuar acusaciones por el delito de caza furtiva. Explicaron que las leyes mexicanas sancionan la cacería furtiva, la comercialización o traslado indebido de especies en peligro de extinción, pero que en este caso se trató de un accidente, pues el jaguar abandonó su hábitat y cruzó la cinta asfáltica.

Externaron su preocupación por el intento de imputar al empresario beliceño de delito culposo aun cuando las características no encuadran en lo establecido en la Ley de Protección a la Fauna.

La familia del empresario manifestó su inconformidad contra la autoridad policial a quien acusó de actuar con dolo. (Fuente: Noticaribe)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.