Chetumal, Quintana Roo a 08 de mayo de 2019.- Irresponsable, sin escrúpulos, ni valores, inhumano, así calificamos al sujeto que la noche de ayer martes, a eso de los 8:45, atropelló a nuestro compañero y amigo Luis Miguel Ek, editor de “Payo Obispo News.com.mx”, “Columnistas de Caza” y “Zona Libre Noticias”, y lo dejó tirado, abandonado a su suerte, apagando el criminal las luces de su carro para que, quienes presenciaron el accidente no pudieran ver las placas del vehículo, un compacto color rojo, dónde a bordo iban varias personas.

Según testigos, el carro rojo, se pasó el alto y atropello a nuestro amigo, Luis Miguel Ek, cuando a bordo de su bicicleta, doblada en la esquina de la avenida José María Morelos esquina con Lázaro Cárdenas, la unidad venía sobre la Lázaro.

Luis Miguel, ya había perfilado la vertical sobre la Lázaro Cárdenas, para continuar con su trayecto, cuando el bólido rojo se pasó el alto y lo atropelló, los testigos aseguran que el vehículo pasó por encima de Luis y su bicicleta, haciendo volar su cuerpo que quedó en el camellón de la arteria ya mencionada.

Por suerte, Luis Miguel, llevaba su casco y milagrosamente logró salvar su vida; pero su bicicleta quedó severamente dañada, su lap top, su principal herramienta de trabajo resulto inutilizable, inservible; pero al llevarla en la bolsa de espalda, fue factor también para que hoy nuestro amigo esté con vida, con rasguños sí; pero contando esta terrible anécdota.

Luismi fue llevado a una clínica de manera urgente dónde después de practicarle algunas radiografías, se constató que no tiene fracturas ni lesiones internas; pero quedó más adolorido que el “Canelo” y su contrincante tras la pelea del 5 de mayo. De todas formas, estuvo unas horas internado para descartar cualquier complicación.

A Dios Gracias no hubo lesiones serias; las pérdidas fueron cuantiosas, su bicicleta que acaba de comprar severamente dañada y su lap top destruida; no hay a quien responsabilizar de ello, el conductor cobardemente huyó después de atropellar a Luis, hay quienes aseguran, iba ebrio al igual que sus acompañantes, hubo gritos por parte de ellos cuando impactaron la bicicleta.

La Cruz Roja y Tránsito del estado dieron fe del accidente; pero no hubo número de placas, ni tan siquiera sabemos la marca de la unidad, por ello difícilmente el cobarde que atropelló a Luis no pagará los daños, que quede en su conciencia.

El buen Luis se recupera satisfactoriamente, ya veremos después cómo hacer para pagar por los desperfectos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.