Cancún, Quintana Roo a 08 de julio del 2019.- La organización OceaNus AC, ha emprendido un proyecto de repoblación de corales Acropora Palmata, los cuales resultaron dañados durante un blanqueamiento masivo que afectó severamente a la especie en los años 70.

Rodrigo García Uribe, biólogo e investigador de OceaNus, explicó que hasta la fecha llevan restauradas alrededor de entre cinco y seis hectáreas de la barrera arrecifal con 10 mil colonias plantadas de manera manual en cada una y aun así, la especie que fuera predominante en el Caribe, no ha logrado recuperarse.

“Estamos poniendo nuestro granito de arena, pero en los años 70 que se dio este efecto masivo de blanqueamiento, pues los corales obviamente no se han recuperado, acropora palmata no se ha recuperado de ser una especie dominante en el Caribe, la principal, pasó a ser extremadamente rara”, detalló García Uribe.

Sobre cómo funciona el proyecto, el biólogo de OceaNus detalló que consiste en la construcción de viveros de coral de PVC y el trasplante de colonias de especies claves en sitios seleccionados a lo largo del Arrecife Mesoamericano y el Golfo de México.

Una vez que las nuevas colonias alcanzan la madurez sexual y se reproducen, los efectos de la restauración, a través de la reproducción sexual así como la reproducción asexual, permite un efecto multiplicador para la rehabilitación del arrecife a una escala local y regional, explicó el biólogo de OceNus.

Contrario a lo que se podría pensar, esta especie no se ha visto afectada por el recale de sargazo a las costas de Quintana Roo, debido a que se trata de un tipo de coral que se localiza en la cresta arrecifal, la cual está bastante alejada de donde llega el alga.

Sin embargo reconoció que los nutrientes que libera el sargazo al mar, sí ha contribuido a la calidad del agua y por ende, a la salud de las colonias.

Para proteger a estas nuevas colonias del llamado Síndrome Blanco, García Uribe explicó que a través de monitoreos constantes, extraen pedazos de tejido vivo de las especies, las envían a laboratorios de Florida y con base a los resultados, analizan los genomas y genotipos más fuertes que sobreviven a esta y otras enfermedades.

De esta manera, plantan este tipo de corales en sitios en donde no exista esta especie y de resultar dañada por el síndrome, pueda sobrevivir.

Además del Síndrome Blanco, otro de los factores que han contribuido a la devastación de los arrecifes, han sido el encallamiento de las embarcaciones, mal uso de los equipos de snorkel, levantamiento de arena por parte de los usuarios que tapa a los corales y el uso de blanqueadores y bronceadores.

Con Información de La Verdad Noticias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.