Cancún, Quintana Roo a 08 de noviembre del 2019.- A cinco días de que una turista española fuera tomada como rehén en un asalto a transporte público, un periódico español publicó una entrevista realizada a la joven vía telefónica el pasado martes, horas antes de abordar un vuelo de regreso a España.

La turista identificada como Irziar R. S. de 26 años, se dijo afortunada pues sabe que aquí, las mujeres son secuestradas, violadas, asesinadas y después sus cuerpos son abandonados.

La española dijo a su entrevistador que ya habían tomado ese transporte días antes, pero el domingo la suerte cambió, pues un sujeto armado subió para asaltarlos, describiéndolo como muy nervioso y agresivo, pues llevaba una AK-47.

Después de 40 minutos, ordenó al chofer detenerse y le dijo que se la llevaría como seguro y aunque su novio intentó evitarlo, este recibió un culatazo en el rostro.

Según lo narrado por la española, después de bajarse de la unidad, abandonaron la carretera federal para adentrarse en la maleza, en donde sufrió rasguños de alambres y picaduras de insectos.

Un sujeto privó de la libertad a una extranjera en la carretera Cancún-Playa del Carmen, tras asaltar a pasajeros de un vehículo del transporte público con un arma de fuego.

Recordó que cuando inició el operativo en su búsqueda y el helicóptero Águila 1 comenzó a sobrevolar, su secuestrador se puso aún más nervioso, diciéndole que saldrían a la carretera de nuevo para tomar un transporte público, advirtiéndole que no llorara o mataría a todos los que se les pusieran enfrente.

“Me compró agua y un paquete de tabaco, y como le obedecía me gané su confianza. Además él me trataba como si fuese su novia para disimular públicamente. Es entonces cuando volvió a pasar a la acción y primero, se fue a encarar a unos porque le llevaban la contraria. Después dijo que íbamos a robar en una tienda, pero al llegar había niños y no lo hizo. En la siguiente sí que robó y nos fuimos en taxi” agregó.

Itziar, recordó que en el asalto ella lo acompañó y que después de que ordenara al taxista avanzar, le dijo que se detuviera porque iba a asaltar una vivienda, pero en esa ocasión ella se quedó en el taxi pues se había ganado ya su confianza.

“Entonces el taxista me preguntó que si estábamos seguros, yo le dije que ninguno de los dos lo estábamos. Arrancó el taxi y por fin escapé. Parecía desequilibrado, creo que ni él sabe lo que quería, pero ni me hizo daño ni intentó abusar de mí”, concluyó la joven.

Han pasado ya cinco días de este caso, y hasta ahora la Policía Ministerial no ha dado con el responsable de haber secuestrado a la turista española, quien ya se encuentra en su país, recordando la amarga experiencia que vivió en este destino turístico. (Fuente Radiofórmula)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.