Campeche a 05 de marzo del 2020.- El Primer Juzgado de Distrito de Campeche concedió la suspensión definitiva de toda obra de ejecución del Tren Maya en la comunidad de Xpujil en el municipio de Calakmul.

Se trata del recurso promovido por los pueblos Maya Peninsular y Ch’ol, que forman parte del Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil (CRIPX).

Miembros del consejo explicaron que el fallo niega la suspensión sobre el acto reclamado de la consulta de diciembre del 2019 a las comunidades indígenas, por considerar que es acto consumado, pero otorga la suspensión definitiva sobre la ejecución del Tren Maya.

“Estamos satisfechos, pero no conformes. Satisfechos porque se confirma la suspensión definitiva sobre la ejecución del proyecto de desarrollo Tren Maya. No conformes, porque limita la suspensión a Calakmul. Esa limitación violenta derechos de los pueblos indígenas a la integridad de sus territorios, a su hábitat y al ejercicio de su autonomía y libre determinación. Por ello, haremos uso del recurso correspondiente”, adelantaron.

Por su parte, Alejandro Varela Arellano, director jurídico del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), confirmó que tienen conocimiento del fallo, pero que éste no abarca a todo el municipio de Calakmul, sino única y exclusivamente a la comunidad de Xpujil.

Recordó que el Fonatur interpuso un recurso de queja contra la suspensión provisional otorgada por el Primer Juzgado de Distrito de Campeche, mismo que el 27 de enero pasado determinó considerar procedente la impugnación del gobierno federal en contra de los alcances de dicho recurso interpuesto por el CRIPX.

Este resolutivo limitó la suspensión y los alcances del amparo únicamente a la comunidad de Xpujil, municipio de Calakmul, y no a todo el circuito del Tren Maya como al inicio se determinó.

Varela Arellano aseguró que, independientemente de ese recurso, las licitaciones continuarán, pues estos procedimientos son parte de la etapa preparatoria del proyecto y no de la fase ejecutoria del Tren Maya.

“Existe jurisprudencia firme en México que establece que las licitaciones no son parte de ejecución de una obra, sino parte del proceso preparativo, por lo que seguirán adelante”, dijo.

La queja interpuesta por el Fonatur en contra de los alcances del recurso de amparo interpuesto por el CRIPX argumentó que un juez no puede suspender una vía federal de comunicación, como sucede en el caso del tramo del Tren Maya, que va de Palenque a Escárcega, en donde existe una vía férrea actualmente operativa.

“Es como si pidiera un juez que no repavimenten una carretera. Las vías federales por mandato judicial no se pueden suspender; en este caso, menos de 1% de una comunidad se queja contra el proyecto. Si fuera así, ¿dónde quedarían los derechos de los pueblos originarios que sí se manifestaron a favor del Tren Maya en Campeche, Quintana Roo, Tabasco, Yucatán y Chiapas?”, ahondó el funcionario.

Adelantó que si los juzgados ratifican la suspensión y conceden la suspensión definitiva, ésta debía ser sólo para Xpujil y no para los 1,500 kilómetros de recorrido que tiene el Tren Maya.

Replantear trazo

Alejandro Varela indicó, en entrevista con El Economista el pasado 12 de febrero en Cancún, que un escenario de suspensión definitiva los obligaría a replantear el trazo del Tren Maya, solamente para evitar a la comunidad de Xpujil.

“Nosotros sí sentiríamos que eso sería una derrota de un ejercicio democrático, porque 18 personas que no representan legal ni tradicionalmente a alguna comunidad deciden que son los dueños”, expuso.

A finales de enero pasado, el director del Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, informó que la construcción de los primeros dos tramos (Palenque-Escárcega y Escárcega-Calkiní) iniciará el próximo 30 de abril, y antes de que se publiquen las bases de convocatoria, añadió, ya habían mostrado interés en su desarrollo 85 empresas de México, Canadá, España, Brasil, Portugal y China.

ICA Infraestructura, Prodemex, La Peninsular, Omega, Caltia, Mota-Engil, Pinfra, Ferromex, BlackRock, Camargo Correa Infra, Carso Infraestructura y China Communications Construcción Company son algunas de las firmas que han manifestado interés en participar en la obra.

FUENTE: EL ECONOMISTA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.