Por Esteban Guarneros Aragón.

Las conferencias de salud por parte del gobierno de México son para informar a la sociedad mexicana como vamos en las jornadas contra el coronavirus, se han escuchado temas desde qué es este virus, cómo va infectando a la población, cuántos contagiados van, hasta saber cuándo mas o menos terminará esta pandemia, pero sobre todo, el gobierno, le ha puesto mucho énfasis sobre qué deben hacer los mexicanos.

El vocero de la Secretaría de Salud para este tema, la gran mayoría lo conoce, el Dr. López Gatell, popular por los distintos memes que se han hecho de él hasta utilizar su imagen en piñatas, él ha sido el guía para entender el mundo de la epidemiología. Sin embargo, más allá, de los chistes y comentarios a favor o en contra del vocero de salud, a Gatell, en los últimos días, después de 67 conferencias, se nota que ya pocos le hacen caso a sus indicaciones.

Las imágenes que presentan los diversos noticieros de televisión donde se muestra como la gente sin ningún temor sigue retando al coronavirus y sale a la calle, no precisamente por necesidad, como vemos en las imágenes exhibidas de reuniones sociales, de diversión y tertulias en áreas públicas o particulares sin guardar la recomendable “sana distancia”; o los testimonios de burla hacia la inexistencia del coronavirus, hace pensar que Gatell necesita ayuda de persuasión masiva porque sus recomendaciones después de 44 días comienzan a ya no funcionar, se nota un desinterés entre la población por no cuidarse.

Ahora si nos vamos, a las “benditas redes sociales”, leemos y vemos las diversas quejas y muestras de la gente evidenciando al vecino fuera de casa platicando con otros vecinos, la fila de personas para comprar una pizza en el día del niño, la fila de personas en los cajeros algunos sin cubrebocas y otros no guardando la distancia, la movilidad vehicular como cualquier día normal en distintas ciudades, hace pensar que ese llamado de “Quédate en casa” ya no tiene fuerza moral.

Según Gatell, estamos en las dos semanas de mayor contagio entre la población, pero a la gente en México o no lo interesa, lo ignora o simplemente le ¡vale madre!

Muchos estados de la república, conociendo a su pueblo los gobernantes han actuado de distinta forma a las indicaciones de Gatell, han sido más estrictos en las medidas sanitarias, ha sido obligatorio el uso del cubrebocas en la vía pública, se han tomado medidas más severas para que la movilidad en las ciudades se paralice lo mas que se pueda,  porque las indicaciones de la Secretaría de Salud del gobierno federal no han llegado a la conciencia del ciudadano.

Veremos qué pasa después del  10 de mayo, días en que sabremos si las camas anunciadas en los hospitales fueron suficientes para atender a los enfermos de coronavirus o fueron rebasados por la naturaleza del mexicano de “no hacer caso” y con ello ver saturados los hospitales, sanatorios y demás enfermerías ambulantes que se establecieron para enfrentar el panorama más crítico del coronavirus en México.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.