Belice, 13 de mayo.- El conservacionista local de manatíes, Jamal Gálvez, reconocido por National Geographic por su trabajo en favor de la conservación del medio ambiente, y el equipo de Clearwater Marine Aquarium se hicieron cargo del recale.

Inmediatamente se dirigieron a la zona para examinar el cadáver del cetáceo para confirmar el tipo de especie y la causa de su muerte.

No es la primera vez que esto sucede en Belice, durante el 2016 una ballena jorobada que había sido avistada en las costas de Izabal, recaló muerta en el distrito de Toledo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.