Puerto Morelos, Quintana Roo a 23 de julio del 2019.- La casa de la periodista Lydia Cacho en Puerto Morelos, Quintana Roo, fue allanda por dos sujetos, quienes mataron a una perra, envenenaron a otra, y le robaron equipo de trabajo y material periodístico altamente sensible.

La misma periodista dio cuenta del hurto a través de su cuenta oficial de Twitter, mensaje en que aclaró que sus investigaciones periodísticas están fuera del país y los presuntos ladrones solo se llevaron copias.

En otro mensaje en la red social, la escritora declaró: “Por más que lo intenten no dejaré de investigar. El miedo no colonizará mi espíritu. Soy periodista, soy feminista y #DerechosHumanos el poder conlleva responsabilidad social. A los que me amenazan les digo: #AquiNadieSe Rinde #Justicia #NiñezPrimero”.

De acuerdo con la relatoría de Artículo 19 y la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), a las 18:30 del domingo 21, dos hombres irrumpieron en el domicilio de la periodista y, tras destruir cables de las cámaras de seguridad y desactivar la alarma, sustrajeron una grabadora de audio, tres cámaras fotográficas, varias tarjetas de memoria, una computadora portátil y 10 discos duros “con información de alto interés público relacionada con casos de pederastia”.

Los agresores también desordenaron la habitación de la escritora, destrozaron fotografías familiares y ropa interior; además, mataron a la perra que protegía la casa y envenenaron a otra.

De acuerdo con el comunicado de ambas organizaciones, la situación resulta alarmante, dado que expertos en seguridad “consultados por la periodista, después del allanamiento, aseguran que ‘iban por ella’ y que, afortunadamente, no se encontraba en su hogar”.

Según las organizaciones firmantes, los destrozos y la muerte de los canes que vivían con la periodista ocurren en momentos en que Cacho está en plena búsqueda de justicia por la tortura a la que fue sometida en 2005, “por parte del grupo criminal de poder encabezado por altos funcionarios y empresarios de los estados de Puebla y Quintana Roo”.

Por ello, exigió a la Secretaría de Gobernación y a la Fiscalía General de la República, especialmente a la Fiscalía Especial de Atención a Delitos contra la Libertad de Expresión, que se cumplan las garantías de no repetición y que garanticen su seguridad y su vida en todo momento, y que se sancione a los responsables por estos hechos.

Con Información de Proceso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.