Mérida, Yucatán a 27 de Mayo del 2020.- La hija de una enfermera que trabaja en el Hospital Regional de Alta Especialida de Yucatán, denunció que la casa donde habita con su familia en el fraccionamiento Lindavista, fue quemada.

Se sospecha que intencionalmente fue incendiada por alguien que temía que la madre de la denunciante de oficio enfermera pudiese contagiar de Coronavirus a los vecinos del citado fraccionamiento, también se quemó un automóvil que se encontraba estacionado dentro de la vivienda.

Afortunadamente sólo se reportaron pérdidas y daños materiales, aunque se presume que al momento del incendio, un menor se encontraba dentro del domicilio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.