Chetumal, Quintana Roo a 14 de junio del 2020.- Sin barrera ni programas preventivos que la inhiban, la plaga de moscos endémicos y cíclicos del Sureste Mexicano continua cobrando terreno en Quintana Roo.

Ante la irresponsabilidad de la Secretaria de Salud de Quintana Roo, Alejandra Aguirre Crespo, más preocupada por hacer labores de vocera en tiempos de pandemia, en franca competencia con el subsecretario federal Hugo López Gatell, dejo a un lado los programas que en antaño frenaban la propagación de moscos.

Es un hecho que el responsable directo para hacerlo es Fernando González Zendeja, encargado de la jurisdicción sanitaria número 1; pero cuando la cabeza es mala, el resto también lo será.

El Sur de Quintana Roo está cubierta a lo largo y ancho por plagas de moscos, desde el aedes eghiptys, pasando por el culex, hasta el mosco negro, incluso el tigre que trata de adaptarse al entorno.

Es sabido que el aedes eghiptys es causante de dengue, paludismo, entre otros males que pudieran poner en riesgo la vida de los habitantes de la región.

Pero atrás vienen otros riesgos peores. La tormenta tropical Cristóbal trajo a Mérida, el mosco negro, el taeniorhynchusun, que trasmite la mortal encefalitis, Mérida ya está invadida por ellos y pudieran venir acá.

El encargado de la Jurisdiccion Sanitaria Número 1, no ha realizado bien su trabajo, los resultados evidencian, el anterior inmediato, había generado control, ahora todo está desbordado, lo peor es que no se ve para cuando las fumigaciones, la molestia sanitaria es enorme.

No se programaron a tiempo la adquisición de químicos para combatir las  plagas; que no solo es eso, se dejaron de hacer programas importantes como: patio limpio, jornadas de descacharrización, comunidades saludables que ayudaban a mitigar.

Ahora todo está patas arriba, la secretaria de Salud, Alejandra Aguirre Crespo, ha sido más que inoperante; no puede con plagas cíclicas, imagínense con la pandemia, de hecho el Covid 19, nos rebasó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.